Pizarra · Scuela

"La Scuela® es un proyecto educativo nacido del convencimiento de que otra educación es posible"

Pone en práctica un modelo de enseñanza-aprendizaje activo. Esta metodología nos permite que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje, siendo él el que de una manera activa participe en todo el proceso de enseñanza.

En este sentido, creemos que el método de aprendizaje más idóneo se ha de alejar de la tradicional lección magistral para transformar el aula en un espacio de diálogo en el que profesor y alumno construyen juntos una verdadera educación. Desde este punto de vista, y recordando las célebres palabras del filósofo griego Platón, el maestro debe ser el guía que ilumine al discípulo hasta alcanzar el conocimiento. Así, entendemos que en las clases de apoyo el maestro debe actuar como el “bastón” en el que el alumno puede apoyarse; para que éste sea capaz de adquirir los conocimientos por sí mismo.

Siguiendo esta noción de educación, la máxima que rige nuestro centro radica precisamente en la idea: “Dime y lo olvido; enséñame y lo recuerdo; involúcrame y lo aprendo”. De manera que queremos conseguir que nuestros alumnos sean autónomos, dotándoles para ello de las herramientas necesarias con las que poder avanzar en el desarrollo de su formación. Esta consideración nos lleva, además, a afirmar que sólo se aprende haciendo, es decir, sólo cuando uno mismo participa en el proceso de su aprendizaje el resultado es más satisfactorio.

Apoyo Escolar

Apoyo Escolar

"En función de cada ciclo educativo se pretenden desarrollar las habilidades cognitivas necesarias para la mejor formación de nuestros alumnos"

El apoyo escolar que ofrece Scuela® consiste en proporcionar las ayudas adecuadas a cada caso y situación, así como en trabajar actividades distintas que respondan a contenidos similares o complementarios a los que se desarrollan en los centros educativos, con el fin de reforzar conceptos o estrategias en torno a una materia, para reflexionar y revisar la actividad realizada, etc.

Por eso, consideramos que es importante que no sea una mera repetición de lo ya trabajado anteriormente, sino un complemento a esos aprendizajes, con tareas que permitan al alumno trabajar de otra manera, compensando las dificultades que hayan aparecido previamente.

¿Cómo lo hacemos?

estudiantes

"Función motivadora del profesor: sin motivación no hay aprendizaje"

Mediante una atención personalizada, a través de grupos reducidos. Ofreciendo a los alumnos estrategias cognitivas que puedan utilizar en las diferentes áreas de su formación académica.
En la base de todo este sistema de aprendizaje pensamos que es fundamental la motivación de nuestros alumnos en las tareas escolares durante su proceso de aprendizaje.

Go to top